La última gran obra de Kubrick “Eyes Wide Shut”

Hoy hablaré sobre Eyes Wide Shut (1990) por ser la última película de Stanley Kubrick y tratarse de una impresionante historia más psicológica de lo que puede aparentar a primera vista, una característica fundamental del director. Se trata de una adaptación del libro de Arthur SchnitzlerRelato Soñado“, en el que se habla de las relaciones maritales a través del miedo de los celos, las fantasías sexuales y la infidelidad.

Bill (Tom Cruise) es un médico neoyorquino al que la vida parece ir muy bien, tiene una buena y preciosa mujer, una encantadora hija y un trabajo que le apasiona. Stanley nos muestra a una pareja totalmente confiada y segura de si misma, tanto que llega a ser extremista cuando los dos acuden a una fiesta y cada uno se permite el lujo de coquetear con personas del sexo opuesto, siempre manteniendo los límites que separan lo permitido a lo prohibido y deseado.

la_semilla_del_diseno_eyes_wide_shut_4

la_semilla_del_diseno_eyes_wide_shut_1

Al día siguiente de la fiesta, después de fumar marihuana, Alice (Nicole Kidman) le cuenta a su marido una historia en la cual aparece otro hombre de por medio. Durante unas vacaciones, sintió un deseo incontrolable por un oficial de la marina que se alojaba en el mismo hotel y que, si él se lo hubiera pedido, habría abandonado a su marido y a su hija.

la_semilla_del_diseno_eyes_wide_shut_3

A partir de este momento, el momento en el que Alice se sincera y le hace ver que la relación de ambos se ha mantenido con una extrema confianza, pero que realmente jamás han abierto sus corazones hasta el punto de contarse el uno a otro un gran secreto como ese, Bill cambia totalmente de estado anímico, se derrumba y es incapaz de sacar la imagen de su mujer con el oficial de su cabeza. Su obsesión llega al punto de poner en peligro su matrimonio llegando casi a la infidelidad a causa de la fantasía de Alice.

la_semilla_del_diseno_eyes_wide_shut_5

Puede parecer que después de esto Bill desee vengarse de Alice en esas situaciones en las que roza el sexo con otras mujeres pero que nunca llegan a suceder, pero puede que, esas escapadas sexuales de Bill se deban a la necesidad de saber más acerca del deseo femenino y encontrar algún modo saludable para regresar con su mujer.

Aquí es cuando las máscaras tienen una gran relevancia en la historia. Simbolizan los miedos y las inquietudes y representan el deseo del hombre de ocultarse y a la vez de manifestarse trastornado, escondiendo su verdadera identidad. Por eso, en todas las escenas donde Bill se enfrenta a situaciones de sexo, las máscaras tienen una gran presencia. Este elemento representa los secretos ocultos de Bill a su mujer, todo lo que no ha sido capaz de contarle.

EyesWideShut_353

El cartel original han dejado de lado la imagen de las máscaras centrándose más en el rostro, la mirada y los pensamientos de Alice, ya que son los causantes del estado de ánimo y de las acciones de Bill. Podemos ver la imagen de ambos besándose reflejada en un espejo, pero la mirada de ella se encuentra perdida, sin deseo, puede que fantaseando con ese hombre que tanto está presente en su mente, o simplemente pensando en como su “perfecto” matrimonio esconde una realidad distinta; están pasando una crisis en la que ella es la única consciente y en la que el sexo va a ejercer el papel principal. ¿Por qué un espejo? Como es muy habitual en el cine, el espejo hace de símbolo de lo engañoso de las apariencias.

la_semilla_del_diseno_eyes_wide_shut_poster

Por otra parte esta el color de fondo. El morado equilibra la mente y ayuda a transformar las obsesiones y los miedos, exactamente lo que le ocurre a Bill después de que Alice le contara la historia del oficial. Se dice que las personas atraídas por este color deben tener cuidado por no dejarse llevar y vivir en el mundo de fantasía.

Kubrick, que nunca disfrutó de taquillazos, ya que sus películas alcanzaron la fama y el prestigio con el paso del tiempo, obtuvo un increíble número de taquilla en muchos de los países donde se estrenó. Una pena que muriera el día después de proyectar la cinta a los representantes de Warner Brothers.

Y por último, como diría Andrei Tarkovski en su libro “Esculpir en el tiempo“: La obra de arte lo es más cuando más ocultas quedan las intenciones del autor”.

Anuncios

Polanski y su polémica semilla del diablo

Hoy voy a hablar sobre la increíble obra de culto de 1968 Rosemary’s baby de Roman Polanski, pero que en España, fieles a inventarse completamente la traducción de los títulos, la titularon “La semilla del diablo“, que obviamente destroza gran parte del argumento. De todas formas, me sirvió de gran ayuda a la hora de inspirarme en el título del blog. Voy a dedicarle dos categorías por ser una de mis películas favoritas, por lo que compartiré fotografías de rodaje y a su vez algunas curiosidades del mismo. Y por último comentaré el mejor cartel junto con los 3 peores.

Se trata de un film de terror que destaca por la paranoia de su protagonista, envuelta en un ambiente obsesivo y amenazador, donde el terror se transmite mediante el ambiente, los espacios, la luz y el color. Es decir, nos consigue inquietar sin necesidad de utilizar ningún efecto visual, simplemente echando mano del lenguaje cinematográfico.

la_semilla_del_diseno_rosemary's_baby_escenas_rosemary

Para refrescar la memoria, recordaremos que se basa en un joven matrimonio que se traslada a un edificio situado frente al Central Park de la cuidad de Nueva York, que según un amigo de ambos, pesa una gran maldición. Una vez instalados se hacen muy amigos de sus dos vecinos, que les prestan una excesiva atención. Más adelante, el matrimonio decide tener un hijo, pero cuando Rosemary’s (Mia Farrow) se queda embarazada solo recordará haber hecho el amor con una extraña criatura, que le dejará el cuerpo repleto de marcas.

He conseguido recopilar algunas curiosidades del rodaje, y algunas han conseguido ponerme los pelos de punta.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

– Polanski no quería que el bebe de Rosemary se mostrase en ningún momento, convencido de que así daría mucho más miedo (razón no le faltaba). Pero los productores opinaban que al público había que enseñarle el monstruo, por lo que, a disgusto de Polanski, se incluyó en el montaje final unos ojos rojos de felino fotografiados con filtros rojos.

– La película es una adaptación al cine de la obra literaria del mismo nombre de Ira Levin. Fue la primera película americana de Polanski, y se empeñó en conseguir la mejor adaptación posible del libro, hasta el punto de copiar con grandísimo detalle los colores de los decorados y de la ropa de los personajes.

– Mia Farrow pone voz a la nana que se oye al inicio y al final del film.

– La actriz tuvo de comer realmente hígado crudo para la escena de la película.

– Se rodó en el Edificio Dakota de Nueva York. Un edificio que ha alojado a celebridades de todo el mundo. Uno de los más famosos fue John Lennon, que vivía allí junto a Yoko Ono, y que fue asesinado en la misma puerta de su casa, lo que etiquetó al edificio como “El edificio maldito“.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

– La película fue clasificada X en Inglaterra, donde llegaron a cortar escenas y diálogos, y estuvo prohibida en algunos países sudamericanos por sus alusiones satánicas.

– Precisamente por jugar con ese tipo de argumento, la película consiguió el “honor” de ser criticada y cabrear por igual a satánistas y católicos.

– Tras grabar La semilla del diablo, Polanski y su familia fueron amenazados de muerte por diferentes sectas satánicas que acusaron al director de haber revelado sus rituales secretos en pantalla.

-Un año después del rodaje de la película, Sharon Tate, mujer de Polanksi, que hizo un cameo en la película, fue asesinada juntos con cuatro amigos por la banda de Charles Manson, en una fiesta en su casa de Beverly Hills. La mujer del director estaba embarazada de 8 meses.

– Charles Manson explicó que el asesinato fue a causa de enfado que tenía con Polanski por revelar demasiados secretos satánicos en la película, y que por eso debía pagarlos con sangre.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Para la película se diseñaron gran cantidad de versiones del cartel, algunos bastante buenos, como el que voy a comentar a continuación, y otros bastante pésimos. El que tengo guardado con gran aprecio es esta versión Belga.

la_semilla_del_diseno_rosemary's_baby_version_belga

Vemos como los colores vivos con los que se ilustra el rostro de Rosemary transmiten ese entusiasmo que la protagonista siente al principio de la historia, y que podemos apreciar en el film, mediante la luz, los coloridos vestidos de ella, su pelo, su expresión… todo el conjunto representa la ilusión que siente con el esperado embarazo. Pero le rodea un degradado que acaba convirtiéndose en un oscuro fondo, haciendo referencia a como poco a poco va adentrándose en ese ambiente obsesivo y amenazador, lleno de sospechas y miedos. Este proceso lo vemos en el transcurso de la película, donde la luz y los colores se van oscureciendo, y su corte de pelo y su expresión cambian a un estado más triste y preocupante. Por otro lado, la silueta del carrito en primer plano nos hace intuir como algo extraño va a ocurrir con el bebe, situado en la cima de una gran montaña en medio de la oscuridad. Me parece un cartel muy completo y estético a la vez.

Y después de comentar la que personalmente, me parece mejor versión, os dejo las peores que he visto y que dejo libremente que juzguéis vosotros mismos…

(Enlace a todas las versiones)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El borroso recuerdo de “In The Mood For Love”

Hoy hablaré de una película que vi hace poco y me dejó impresionada, y aunque no soy muy de películas de amor esta me ha cautivado, y se merece un buen post. Se trata de la obra de arte cinematográfica  In The Mood For Love (2000) del director Wong Kar-Wai y ganadora del premio Cannes a mejor actor (Tony Leung) y del premio Cesar a mejor película extranjera. Es una delicada historia de amor reprimido, del recuerdo de lo que pudo ser pero nunca llegó a serlo. Habitaciones cargadas, pasillos asfixiantes e intensa lluvia se unen para maltratar todavía más ese amor de deseos imposibles. Un amor tan fuerte que la despedida debe ser ensayada como si eso fuera a hacerla menos dolorosa.

la_semilla_del_diseno_in_the_mood_for_love_1

Contiene gran belleza y simpleza, donde los protagonistas nunca dicen lo que piensan ni lo que sienten, pero que se transmite mediante planos llenos de expresividad. Miradas, gestos, colores, sonidos… un conjunto de detalles que nos refleja todo el sentimiento que esconden envueltos en miedo y cobardía.

la_semilla_del_diseno_in_the_mood_for_love_2

la_semilla_del_diseno_in_the_mood_for_love_3

Dos casadas y solitarias personas, con sus respectivas parejas viajando continuamente. Se mudan a la vez en el mismo edificio habitado principalmente por personas de Shangai. Poco a poco sus vidas se cruzan y sin quererlo van alimentando ese amor oculto que irán reteniendo y les destrozará por dentro. Envueltos en un ambiente de rumor entre vecinos, Wong consigue que nos sintamos acechadores de los personajes, como un vecino más que espía entre las cortinas con escenas grabadas a través del marco de la puerta, detrás de una ventana o reflejados en un espejo.

la_semilla_del_diseno_in_the_mood_for_love_5

La película en sí es un recuerdo, nos enseña qué es lo que queda grabado en nuestra memoria y como es transformado por nuestros recuerdos. Por eso hay tantos saltos de tiempo y de espacio. Nos perderíamos entre escena y escena si no fuera por los detalles que nos guían por esa borrosa historia. Como por ejemplo los vestidos de llamativos estampados de ella, elemento clave para marcar esos saltos y cambios.

la_semilla_del_diseno_in_the_mood_for_love_7

Así que después de buscar los carteles oficiales de la película, me decepcioné bastante. Sinceramente creo que las 3 versiones más conocidas, es decir, la japonesa, la francesa y la estadounidense, no transmiten la esencia de la historia. Deberían haber sido más impactantes y más acordes con ese amor imposible y reprimido que nos plasma el film. Las imágenes de los dos primeros nos muestran un apasionado contacto físico que nunca llega a estar visualmente presente en el film. Puede que el estadounidense sea el más acertado, con la imagen de ella cabizbaja, y él frente a ella con esa cobardía que le impide hasta tocarla.

la_semilla_del_diseno_in_the_mood_for_love_carteles

Pero descubrí el cartel perfecto de la diseñadora Rebecca Leigh, que refleja todos los sentimientos a la perfección. Nos muestra el deseo de los protagonistas por estar juntos, con esa expresión de nostalgia y soledad, y como una gran barrera los mantiene separados. Pero lo mejor es la abstracción que se crea en la parte superior, haciendo referencia a esos recuerdos borrosos que quedan de lo que pudo ser y no fue o no se supo cómo hacer que fuera.

la_semilla_del_diseno_in_the_mood_for_love_cartel_Rebecca_Leigh

Y para acabar, os dejo la bso, porque si con lo que habéis leído aún dudáis en verla, cuando escuchéis esto es posible que cambiéis de opinión 😉