La última gran obra de Kubrick “Eyes Wide Shut”

Hoy hablaré sobre Eyes Wide Shut (1990) por ser la última película de Stanley Kubrick y tratarse de una impresionante historia más psicológica de lo que puede aparentar a primera vista, una característica fundamental del director. Se trata de una adaptación del libro de Arthur SchnitzlerRelato Soñado“, en el que se habla de las relaciones maritales a través del miedo de los celos, las fantasías sexuales y la infidelidad.

Bill (Tom Cruise) es un médico neoyorquino al que la vida parece ir muy bien, tiene una buena y preciosa mujer, una encantadora hija y un trabajo que le apasiona. Stanley nos muestra a una pareja totalmente confiada y segura de si misma, tanto que llega a ser extremista cuando los dos acuden a una fiesta y cada uno se permite el lujo de coquetear con personas del sexo opuesto, siempre manteniendo los límites que separan lo permitido a lo prohibido y deseado.

la_semilla_del_diseno_eyes_wide_shut_4

la_semilla_del_diseno_eyes_wide_shut_1

Al día siguiente de la fiesta, después de fumar marihuana, Alice (Nicole Kidman) le cuenta a su marido una historia en la cual aparece otro hombre de por medio. Durante unas vacaciones, sintió un deseo incontrolable por un oficial de la marina que se alojaba en el mismo hotel y que, si él se lo hubiera pedido, habría abandonado a su marido y a su hija.

la_semilla_del_diseno_eyes_wide_shut_3

A partir de este momento, el momento en el que Alice se sincera y le hace ver que la relación de ambos se ha mantenido con una extrema confianza, pero que realmente jamás han abierto sus corazones hasta el punto de contarse el uno a otro un gran secreto como ese, Bill cambia totalmente de estado anímico, se derrumba y es incapaz de sacar la imagen de su mujer con el oficial de su cabeza. Su obsesión llega al punto de poner en peligro su matrimonio llegando casi a la infidelidad a causa de la fantasía de Alice.

la_semilla_del_diseno_eyes_wide_shut_5

Puede parecer que después de esto Bill desee vengarse de Alice en esas situaciones en las que roza el sexo con otras mujeres pero que nunca llegan a suceder, pero puede que, esas escapadas sexuales de Bill se deban a la necesidad de saber más acerca del deseo femenino y encontrar algún modo saludable para regresar con su mujer.

Aquí es cuando las máscaras tienen una gran relevancia en la historia. Simbolizan los miedos y las inquietudes y representan el deseo del hombre de ocultarse y a la vez de manifestarse trastornado, escondiendo su verdadera identidad. Por eso, en todas las escenas donde Bill se enfrenta a situaciones de sexo, las máscaras tienen una gran presencia. Este elemento representa los secretos ocultos de Bill a su mujer, todo lo que no ha sido capaz de contarle.

EyesWideShut_353

El cartel original han dejado de lado la imagen de las máscaras centrándose más en el rostro, la mirada y los pensamientos de Alice, ya que son los causantes del estado de ánimo y de las acciones de Bill. Podemos ver la imagen de ambos besándose reflejada en un espejo, pero la mirada de ella se encuentra perdida, sin deseo, puede que fantaseando con ese hombre que tanto está presente en su mente, o simplemente pensando en como su “perfecto” matrimonio esconde una realidad distinta; están pasando una crisis en la que ella es la única consciente y en la que el sexo va a ejercer el papel principal. ¿Por qué un espejo? Como es muy habitual en el cine, el espejo hace de símbolo de lo engañoso de las apariencias.

la_semilla_del_diseno_eyes_wide_shut_poster

Por otra parte esta el color de fondo. El morado equilibra la mente y ayuda a transformar las obsesiones y los miedos, exactamente lo que le ocurre a Bill después de que Alice le contara la historia del oficial. Se dice que las personas atraídas por este color deben tener cuidado por no dejarse llevar y vivir en el mundo de fantasía.

Kubrick, que nunca disfrutó de taquillazos, ya que sus películas alcanzaron la fama y el prestigio con el paso del tiempo, obtuvo un increíble número de taquilla en muchos de los países donde se estrenó. Una pena que muriera el día después de proyectar la cinta a los representantes de Warner Brothers.

Y por último, como diría Andrei Tarkovski en su libro “Esculpir en el tiempo“: La obra de arte lo es más cuando más ocultas quedan las intenciones del autor”.

Anuncios